top of page

La vida que se transforma

Playa del Este, La Habana, Cuba.



La vida se transforma de diversas formas, algunos ciclos naturales acaban para dar paso a nueva vida, sin embargo, el plástico no. A pesar del agua salada, el inclemente sol, el paso del tiempo y la arena, su rastro parece no desaparecer de los rincones del mundo. Un elemento que lejos de dar vida, únicamente es capaz de eternizar nuestra consumista forma de ver e interactuar con la naturaleza.



El reciclaje ha fracasado en su intento por darle un destino final a los residuos plásticos, hoy cientos de playas en el mundo están contaminadas por este tipo de residuos. Sus tamaños y colores son muy variados, algunos hasta se confunden con la naturaleza en descomposición.






Las bellas playas del Este en la Habana, Cuba son el ejemplo de la majestuosidad del mar y los detalles que pintan de colores la vida que se transforma. Pero hasta este paradisiaco lugar se ve influenciado por aquel intruso resistente al tiempo, resistente a morir y a dar paso a nuevas formas de vida.






32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page